En este artículo te explicamos de que trata esta nueva experiencia, el Social Dining

Antiguo aparador con distintos objetos de cristal tallado
Los fogones llevan ya un rato encendidos, la mesa está ya casi a punto, el vino ya pide ser abierto y la anfitriona da sus últimos toques maestros antes de escuchar el timbre de su propia casa, donde esta noche espera a 8 personas a cenar .
No todas se conocen entre ellas, ni sabían la dirección exacta hasta hace apenas unas horas, pero sí saben que les van a cuidar muy bien esa noche.
Cenarán juntas, disfrutarán de una rica comida y una buena conversación y sobre todo explorarán otras formas de disfrutar alrededor de la mesa.

Es lo que llamamos actualmente Social Dining, adentrarnos en casa de un particular para recibir una deliciosa cena o almuerzo.

La palabra puede sonar a nueva, pero el concepto ya se venía haciendo desde hace mucho en otros países, aunque con un fin distinto.
En Cuba, por ejemplo, ha sido siempre una buena manera de sacar un extra para algunas familias, ofreciendo su propia casa como lugar clandestino para comer. Y muy rico por cierto!
En gran parte de Europa también se realiza esta actividad, como motor cultural, dando la posibilidad a alguien de fuera, de adentrarse de un plumazo en las costumbres y gastronomía locales.
Y sumado al auge del consumo colaborativo, surgen plataformas totalmente organizadas para dar forma a esta idea, como Eatwith y Vizeat que dan esta posibilidad en muchas de las ciudades más importantes del mundo.
Así viajar resulta algo más fácil y sobre todo más cercano.

Grupo de gente reunida en una cena con un invitado especial para compartir experiencias y aprender de los demás, Social DiningBuscar en una guía de restaurantes para conocer los mejores de la ciudad, puede ayudar, pero si realmente buscamos algo más auténtico, el camino va por aquí .
El Social Dining nos permite sentirnos realmente como en casa, pero mejor aún, porque llegas cuando está todo preparado. ¿Te imaginas llegar a casa y que se te espere con la mesa puesta, una deliciosa comida en el fuego, un buen vino abierto, y un grupo de personas para tener una interesante conversación?
Pues hasta ahí de lejos llega MI INVITADO, porque tiene todo preparado para que sea así. Es un proyecto innovador, pero con mucha tradición en su funcionamiento. Es volver al mantel, al fuego lento, a la sobremesa, al me quedo un poquito más que esto está muy interesante.
Porque nos ofrece un plan muy diferenciador. Cenar en una vivienda particular situada en una zona emblemática de Madrid, preparada con mimo para esa noche, para un grupo cerrado de comensales, con un tema sobre la mesa y un invitado inspirador que aportará sus conocimientos y experiencias con todos los demás .
Pero aún puede ser mejor … Que todos los comensales tengan una inquietud común ! Siiiiii … Han elegido esa noche porque quieren conocer mi Mi Invitado y además de cenar, se llevarán nuevas personas que incorporar a sus vidas. Entonces ya el éxito está asegurado .
Ahora sòlo queda decidir qué cena es la más irresistible para cada uno.

Una nueva forma de cenar ha llegado a Madrid, el Social Dining presentado por Mi Invitado